domingo, 3 de abril de 2011

Primeras pruebas de sonido

Empiezo a jugar con las voces recogidas hasta ahora para una pequeña impro que hago en la presentación de la revista" Laboratorio La Papa", el nuevo proyecto de Carlos Monzón. Es todo muy casero, pero a mi me esta gustando.
Sigo recogiendo voces, me esta apasionando este trabajo de campo. Sentarse con alguien, colarme discretamente en su mundo, tomarnos un café, un té, un vino, un trozo de tarta, un poco de queso... colocar la grabadora sin darle bola, y al cabo de un rato, lanzar la pregunta y dejar hablar...y escuchar.
Hasta ahora, cada voz que recojo me muestra una parte de mi, como si cada una de las personas fuera un espejo, y cada "senti pensamiento" se colase por algún pliegue de mi cuerpo, y resonara, dejando aflorar el movimiento que provoca en mi. Y desde ahi me sigo moviendo; emocionada.
Os dejo el enlace: el estado de las cosas

viernes, 18 de marzo de 2011

Por fin la idea

Ales me deja su grabadora y empiezo la recogida de impresiones sobre el estado de las cosas. Los y las amigas sueltan la lengua y empiezan a contarme. Oscar inaugura vía Skype, funciona, el sonido se recoge bastante limpio, os invito a los y las que estaís lejos a comunicaros por la Red.
Me tiene absorta la idea. Quiero mas. Escuchar, recoger, tengo una lista extensa. Quiero salir a la calle, con mi grabadora, a preguntar a paseantes y banqueros. Voy imaginando el espacio sonoro y eso va creando la idea de la pieza.
El lunes pasado improviso para Oscar y Alberto,los Utópicos, encargados del vídeo interactivo, nos acercamos a lugares comunes. Gracias Tama por las luces y las sombras.
De mientras sigo moviéndome, jugando con cuerpo y mente, eso me mantiene en equilibrio.
La gente de Enclave es pieza clave, gracias por las sesiones compartidas.
Y mis cachorros lo mejor de todo, me devuelven cada día a la tierra. Gracias Sara, gracias Martín.
Estoy contenta, que coño. Este es el estado de mis cosas.

jueves, 17 de marzo de 2011

martes, 15 de marzo de 2011

¿CUAL ES EL ESTADO DE LAS COSAS?

Te invito a que respondas a esta pregunta, a que dejes tu reflexión aquí o directamente en mi correo, si no quieres que sea publicada.
Necesito material de textos para la pieza, quiero llenar las paredes de deseos, reflexiones, aportaciones de gente… de gente… de gente.
Puedes contestar desde cualquier perspectiva, íntima, política, social, filosófica, humorística, dramática, corta o larga…
La cosa es que sueltes tus “senti pensamientos”, si te apetece, claro, y que contestes a esta pregunta tan vaga como interpretable… ¿Cuál es el estado de las cosas?
A la gente de cerca les vamos a pedir que hablen de ello, grabando las reflexiones; si quieres también lo puedes hacer si dispones de una grabadora, o en el móvil, o que sé yo, y si quieres grabas a tu abuela, tu hijo... y me lo mandas.
Si te apetece, siempre si te apetece. Siempre desde el deseo.
Gracias

jueves, 24 de febrero de 2011

Perdonen la tristeza

La tristeza esta ahí siempre.
Y cuando no se acepta se eriza el hígado, sale la ira, se despierta la violencia y entonces se es capaz de matar.
La tristeza está ahí siempre.
En lo profundo.
Desde mi abismo personal emanan lágrimas que no tienen razón aparente, no es nada en especial, y lo es todo a la vez.

La tristeza está ahí siempre.
Se ha convertido en compañera, en motor,… sin tristeza no hay conciencia, primero hay que pasar por ella, y luego cogerla de la mano y ponerse a caminar.
Lo mismo que la ira. Igual. Porque sólo acogiendo nuestras emociones primarias seremos capaces de trascender de ellas y empoderarnos para la lucha. La que cada uno elija. No hablo de violencia, digo lucha.

Vivir en ese frágil equilibrio entre esos dos extremos: ahí donde vive la empatía. Cuando la pantalla demasiada acuosa de los ojos empieza a desvanecerse y el puño logra desapretarse, entonces se empieza a mirar hacia fuera y se ve al otro, tal como es: otro legítimo ser

martes, 22 de febrero de 2011

Catastrofismo

[...] La catástrofe histórica más profunda y más real, la que en última instancia determina la importancia de todas las demás, reside en la persistente ceguera de la inmensa mayoría, en la dimisión de toda voluntad de actuar sobre las causas de tantos sufrimientos, en la incapacidad de considerarlas siquiera lúcidamente. Esta apatía va a resquebrajarse, en el curso de los próximos años, de manera cada vez más violenta por el hundimiento de cualquier supervivencia garantizada. Y quienes la representan y la alimentan, cultivando un precario statu quo de ilusiones tranquilizantes, serán barridos. La emergencia se impondrá a todos y la dominación tendrá que hablar por lo menos tan alto y claro como los propios hechos. Con tanta mayor facilidad adoptará el tono terrorista que le conviene cuanto que estará justificada por realidades efectivamente aterradoras. Un hombre aquejado de gangrena no está dispuesto a discutir las causas de su mal, ni a oponerse al autoritarismo de la amputación. [...]

(Encyclopédie des Nuisances, n.0 13, julio de 1988).
Catastrofismo,administración del desastre y sumisión sostenible
Logroño, febrero de 2011 | ISBN: 978-84-938349-1-3| 140 pág. | 10 e. | 12 x17 cm |
www.pepitas.net
Traducción de Emilio Ayllón Rull

Levedad

  “60.000 personas se mueren cada día de hambre. Una frase absolutamente prostituida. Nos lo han dicho tantas veces, que ya no le hacemos ni puto caso.. Cada día cifras y cifras, y mas cifras y mas cifras, los muertos se mezclan con los barriles de petróleo, la subida del ibex, los billones entregados a la banca, cifras, cifras y mas cifras.

 60.000 muertos de hambre al día. Si la muerte fuera acompasada y siguiera un ritmo de cadencia regular, y si pudiéramos poner a 60.000 pesonas de seguido, para hacer una bonita coreografía de efecto dominó, tendríamos un cuerpo cayendo cada 1s.44.

Pero la muerte no es así, el hambre mata a su ritmo, sin saber a ciencia cierta en que segundo va a ocurrir.

Hoy soy esa madre, que sostiene en sus brazos a su hijo al que va a ver morir de hambre, ella lo sabe, no puede hacer nada , quizas también morirá ella en breve.
No se despega  esta imagen de mi cabeza: sostener a mi hijo en brazos para acompañarle en su muerte. Sentir su cuerpo de hueso que apenas noto ya, abandonarse al poco peso que le queda, entre mis brazos, liviano.”
Una buena imagen para una piedad, señores y señoras cristianos….

miércoles, 9 de febrero de 2011

Marguerite Duras

Vanidad de vanidades
Todo es vanidad y persecución del viento
Estas dos frases crean toda la literatura de la tierra
Vanidad de vanidades, sí
Estas dos frases por sí solas abren el mundo: las cosas, los vientos, los gritos de los niños, el sol muerto durante estos gritos
Que el mundo se precipita a su pérdida
Vanidad de vanidades
Todo es vanidad y persecución del viento
eso es todo. Marguerite Duras

domingo, 30 de enero de 2011

La Gran Aventura de Tengoqué (2)

 Tal como llegó se fue.
Una mañana Tengoqué se despierta sin zumbido.
Su cabeza silenciosa, su cuerpo aquietado.
Disfruta de la ducha como hace tiempo, deteniéndose a frotar con el guante de crin zonas que casi no recuerda, su ducha mas que una ducha parece un ritual.
Después, en el desayuno,  se detiene a contemplar el cielo por la ventana de la cocina, absorto en el devenir de las nubes. Se queda ahí con el propósito de esperar hasta ver el cielo despejarse, y a los 17 minutos ocurre. El cielo se torna azul, profundo, liviano.
En ese mismo momento, a Tengoqué se le quita un peso de encima. Así de sencillo lo percibe: su pecho es ese cielo; azul, profundo, liviano.
Al escoger la ropa, levanta casi todo la pila de camisetas y se fija en una camiseta víctima de obsolensencia programada diez años atrás, pero de la que nunca terminó de deshacerse, como si de alguna manera, siguiera manteniendo con aquel objeto un vínculo eterno. Al pasársela por la cabeza la piel reacciona de inmediato, el tacto activa las neuronas, y la una a la otra, a una velocidad de vértigo, se contagian de la misma información: PLACER.
Y así es como Tengoqué vuelve a sentir después de tanto tiempo, que su vello se eriza, como un campo de trigo movido por la brisa, un placer muy sútil, muy pequeño, muy reconfortante.

Sentado frente a la pantalla. El sol se cuela por la ventana. El mundo se agita. Así lo cuenta la red. Wikileaks, Anonymous, Túnez, Egipto, a la calle, a la calle,la población toma las calles.
Tengoqué siente de pronto como su cuerpo empieza a vibrar, apabullado por tanta información, necesita reaccionar. Una idea cruza su mente e invade su cuerpo y empieza a fluir: abre un documento en blanco, configura la página para etiquetas y escribe en la primera: “ES TIEMPO DE SUPERA(C)CION”. Pega y copia la frase en el resto, obteniendo así 15 etiquetas. Imprimir. 10 copias. 150 etiquetas.
Por la noche, Tengoqué sale de paseo, dejando a su paso, su pequeño gesto pegado en escaparates, en paradas de bus, paradas de tranvía, contenedores de basuras, lugares donde el intuye que alguien, al día siguiente, va a posar la mirada.
Con cada etiqueta disfruta un poco más, el estómago lleno de hormigas, la oxitocina corriendo por la venas. Cada etiqueta pegada le reafirma la importancia de su pequeño gesto. Acaba de vuelta a casa con un sonrisa abierta dirigida a nadie, a todo, a el. Se la descubre en el espejo del ascensor.
Se parte de la risa.

lunes, 24 de enero de 2011

UNA DE DATOS


Me llega otra conferencia de un experto economista con el hígado erizado: Arcadi Oliveres. Os la recomiendo, aporta unos cuantos datos interesantes y esclarecedores.
Entre otras cosas el tipo dice que por encima de esta crisis esta la crisis alimentaria, que mata aproximadamente, al día, a 60.000 vidas humanas (por no hablar de las animales).
Al día.

60.000.
Esta mañana, durante el ensayo me viene la idea y decido, como ejercicio, ponerme a contar hasta 60.000. Empiezo, pero como es de esperar, me canso al de nada, duro 256, así, número tras número, dejándolos caer en el espacio, imaginando, cada cuerpo humano, soltando la vida por falta de alimento. Imposible, pienso, no puedo contar hasta 60.000 de un tirón, tardaría una eternidad. ¿cuánto se tarda en contar hasta 60.000?...
Así que me pongo a hacer cálculos: si le doy de tiempo un segundo a cada número/muerto, tardaré exactamente 1.000 minutos, es decir alrededor de 16 horas y media.
Día tras día, día tras día, 60.000 muertos. Lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo,…Enero, Febrero, Marzo, Abril, Mayo, Junio….Día tras día, 60.000 muertos, 16 horas y media de un día para poder contarlos a todos y a todas.

Según informa Oliveres, en el 2008 la FAO elaboró un plan de inversión para erradicar esta criminal crisis y lo presentó, en la ONU, a los países ricos: con 50.000 millones de dólares anuales, eso se arreglaba. Nadie movió un dedo, no había dinero en las arcas de los países para esto.
Tres meses después, y hasta la fecha, osea en dos años, Estados Unidos, Europa, Japón, Canada, Australia, han entregado DOS BILLONES SETECIENTOS MIL MILLONES DE DÓLARES, a las bancas a través de la famosa “inyección”. 54 veces más de lo que pedía la FAO para erradicar el hambre.
y esto, gente, nos lo hemos comido con patatitas fritas. 

Una nueva arquitectura internacional para después de la crisis http://vimeo.com/13506110

domingo, 23 de enero de 2011

Cuando se me eriza el hÍgado (3)


Esta crisis que nos venden es la mas egocéntrica que te puedes imaginar. Absolutamente maquiavélica, pensada para hundirnos en nuestros miedos personales, alejándonos de la visión global del estado de las cosas, para meternos en nuestro pequeño agujero negro personal. En un bar sevillano han colgado un cartel que dice: “Prohibido hablar de cómo está la cosa”. Y estoy de acuerdo. Esto es lo que se espera de nosotras y nosotros: hablar de lo mal que estamos económicamente. Y hablar, y hablar, y hablar, mientras siguen subiendo los precios, los tipos, los ricos…, mientras nosotros nos miramos el ombligo y pensamos que no vamos a llegar a pagar las facturas este més. Que les den por culo, me niego. Si estamos pillados es porque nos hemos dejado pillar, esto se venía venir hace mucho, así que apechuguemos, inventemos y luchemos por deshacernos de esta esclavitud si es que la tenemos. Desapego a lo material. Lo básico. Romper con los bancos, con los créditos, con la falsa ilusión, y vuelta a lo concreto, sin más. Y empecemos a hablar de nosotros y nosotras, seres humanos, perdidos y en Babia: si, estamos en crisis, que sea esta la que nos mueva y nos saque lo mejor que tenemos: nuestra capacidad de crear, de inventar.
Sin miedo; nuestro miedo es la mejor arma que tiene el sistema para seguir devorando.
Por eso bailo: ahuyenta el miedo.

De como se quita una las penas...

GRANDES (1)

Cuando se me eriza el hÍgado (2)


No soporto mas este mundo que me rodea
No soporto mas la visión de esta civilización borreguil que hemos construido.
No tengo mas paciencia.
No creo que podamos cambiar nada a gran escala.
Pero creo, por ese ápice de rebeldía que me queda, que es momento de intentar hacer algo al respeto.
Un acto pequeño, individual, que apenas se perciba, pero que resuena en mi y en mi entorno, y logre, de tal ínfimo, desplazar en unos grados las coordenadas hasta ahora marcadas de mi vida y dar otro rumbo.
Me queda encontrar, cada día, cual es el acto…

Cuando se me eriza el hÍgado (1)


En el barrio de La Chana, en Granada, a las 8.00 de una mañana de diciembre del 2010, un hombre se ahorca en el balcón de su casa: se quedó sin curro, se quedó sin paro, se acabó la ayuda y llegó el banco con su desahucio. En Túnez las revueltas empiezan porque un chaval decide quemarse a lo bonzo. ¿Qué nos pasa a nosotros? ¿Qué tenemos que ver para reaccionar? Si lo hizo hacia afuera es para que lo viéramos, para que sirviera, coño ¿qué puta adormidera nos han metido que nos da igual absolutamente todo? ¿Cuántos suicidios han habido en el 2010, debidos a la crisis?
¿Dónde busco yo estos datos?
La crisis es una oportunidad dicen en China, sí, a ellos ahora les va que te cagas, bueno a ellos que coño, los chinos estarán igual de jodidos que el resto de la humanidad. Pero “China” como “Potencia” debe de estar de la hostia, y todo el mundo acojonao. “Al loro”, nos dicen, “¡¡¡que nos comen los chinos”!!!, os comen a vosotros mamones, banqueros, multi nacionales y resto de calaña. A nosotros ya nos habeís devorado vosotros, cabrones.

sobre la duda

 
Du-da, tic-tac, du-da, tic-tac, du-da, tic-tac, du-da, tic-tac, du-da, tic-tac, du-da, tic-tac………
Como dice Italo Calvino, “empezar es el instante crucial… Es el instante de la elección: se nos ofrece la posibilidad de decirlo todo, de todos los modos posibles; y tenemos que llegar a decir algo, de una manera especial”, a la manera de una misma, añado yo. Distanciarse de lo ilimitado y empezar a decidir y acotar. Distanciarse de la duda inmensa que tiende redes hacia el universo y acercarse hacia la elección, el mundo concreto y tangible de las acciones. Empezar para poder terminar, porque sin principio no hay posibilidad de final, aunque también cabe la posibilidad de dejar abierto….cuidado con esto: por las rendijas de la casa se cuela el frío.

La Gran Aventura de Tengoqué


Esta es la historia de Tengoqué. 
Tengoqué siempre dice que tiene que hacer cosas. Siempre está ocupado en buscarse algún magnífico plan que al final no pondrá en marcha pero que le ocupa el pensamiento y lo mantiene soñando en lo que podría ser y nunca es.
Tengoqué no tiene tiempo para ejecutar sus planes; Tengoqué paga su hipoteca, trabaja un montón por ello, y por ahora tiene que seguir así.
Un día se despierta y se queda parado. Hay un zumbido nuevo en su espacio sonoro. No es la nevera, ni el ventilador del ordenador, está mas cerca, muy cerca, dentro. Un zumbido. Se dirige hasta la cocina y empieza su día, acciones mecánicas, una tras otra, no piensa en ellas, no se sabe en que piensa. Dentro sólo está el zumbido. Es sutil. No le duele. Sólo está ahí. Ocupando todo el espacio.
Como una especie de reseteado, el cerebro de Tengoqué se vació y sólo quedó un zumbido.
Así empieza la crisis de Tengoqué…

sábado, 22 de enero de 2011

Empiezo con el proceso de “Eriza albina”.






El título, como un accidente, aparece, de repente, urgente, encerrado en el asunto de un mail remitido a un buen amigo: ¿existen los erizos albinos?, y de ahí, inspiración o locura, intuición o absurda decisión, se convierte en el próximo título de una pieza. Busco en Google imágenes; y sí, existen erizos albinos, y sí, como no, son vendidos como mascotas. ¿a quien coño se le ocurre comprarse un erizo de mascota?, me pregunto mientras miro la imagen del animal. Me sobrecoge, no se porque, me mueve un montón y de alguna manera me identifico. Manda huevos…¿qué le veo yo???
Ambas somos mamíferas, osea que tenemos tetas y alimentamos a nuestras crías. Algo nos une.
A veces me sale una coraza invisible que se me eriza y que puedo sentir tan fuerte como ese manto de púas. Algo mas nos une.
Y como ella, por mucha coraza que me ponga, no puedo camuflarme, ahí nos quedamos, expuestas, sin mas.